2. Campiña Cordobesa. MONTILLA.jpg

Campiña Sur Cordobesa

01-campiñasur.jpg
02-campiñasur.jpg

Son doce los Municipios que conforman la Mancomunidad Campiña Sur Cordobesa.

 

Todos ellos tienen su propia seña de identidad  pero todos ellos tienen elementos comunes que sirven de rasgos identificativos de la comarca.

 

Las suaves lomas de la  Campiña enmarcan a estos doce Municipios. Te invitamos a conocer la historia de estas localidades, su geografía y su patrimonio.

 

Cuenta con una situación privilegiada en el centro de Andalucía, entre las Sierras Subbéticas y el Valle del Guadalquivir, al suroeste de la provincia de Córdoba.

 

Aguilar de la Frontera

Aguilar de la Frontera se encuentra situada al Sur de la provincia de Córdoba, a unos 52 kilómetros de la capital cordobesa y cercana a otras capitales como Sevilla y Granada.

Le Recomendamos el Centro de Interpretación del Paisaje y la Historia de Aguilar de la Frontera (CIPHAF), que se incluye dentro de la red de espacios de dinamización turística de la Ruta Montilla Moriles, la Red Vinárea, cuya temática general gira en torno a la cultura del vino en la provincia de Córdoba.

Estos espacios, distribuidos por la geografía del suroeste de Córdoba, forman un conjunto de centros de interpretación de temática complementaria cuya finalidad es la dinamización turística del territorio, ofertando una rica y variada muestra de la identidad comarcal en la que se integran turismo, historia,  cultura, gastronomía y naturaleza. 

Laguna de Zóñar: Declarada reserva natural en 1984 estamos ante la laguna más importante de los Humedales del sur de la provincia de Córdoba. No en vano, por su extensión, profundidad y funcionamiento lacustre estamos ante el lago de mayor entidad de Andalucía. En realidad, se trata de un conjunto de tres lagunas (Zóñar, Chica y Jarambel) cuyo aporte hídrico proviene del agua de lluvia y, sobre todo, de manantiales como la Fuente Zóñar, Fuente Escobar y la Carrizosa

 

Fernan Nuñez

Situada al Sur de la provincia de Córdoba, en plena Campiña. Se encuentra a una distancia de la capital de 30 kilómetros.

Comienza nuestro recorrido en la Calle Manuel Falcó, conocida popularmente como Puerta de la Villa, por ser ésta una de las antiguas entradas a la villa, zona esta de irregulares y estrechas calles con numerosos callejones sin salida, lugar de antiguos aparcamientos para los carros.

 

Seguimos hasta llegar a la Plaza de Armas lugar imponente por el gran conjunto arquitectónico, presidido por el Palacio Ducal y los edificios anexos de las caballerías, escuelas y mesón.

 

La Guijarrosa

El pueblo llano de horizontes infinitos de la Campiña Sur, con sus extensos campos de girasoles y blancos cortijos, es un lugar que merece la pena descubrir.

El principal monumento de La Guijarrosa es la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario que guarda la imagen de Nuestra Señora del Rosario con más de 275 años de antigüedad.

Cuenta con maravillosos recursos naturales como la Laguna de La Mohedana, que en tiempo de lluvia acumula varios millones de litros de agua que han hecho que sean varias las especies de aves acuáticas que se establezcan en su entorno.

 

La Rambla

Siendo la ciudad alfarera por excelencia, no se debe pasar por La Rambla sin entrar en un  taller artesanal de cerámica. Ver cómo un bloque de barro se transforma en una obra de arte sorprenderá a más de un visitante. El museo de cerámica  está ubicado en el nuevo edificio situado en la plaza del Torreón del Castillo.

La Rambla es un destino ideal para el  turismo de naturaleza por su biodiversidad ambiental, la riqueza de sus cultivos y el conjunto de Espacios Naturales Protegidos que atesora la Campiña.

 

Estos espacios cuentan con centros de visitantes, zonas recreativas, observatorios, senderos y otras infraestructuras de uso público.

 

Montalbán

Montalbán se alza en un montículo en plena depresión del Guadalquivir lo que le proporciona unas vista increíbles de la campiña, muestra de ellos son sus miradores naturales que se han acondicionado en la población, auténticos balcones que miran a la amplitud y hacen las delicias de los visitantes.

 

El Mirador de la Campiña ofrece unas magníficas vistas de los ondulados campos y de las serranías que delimitan la campiña.

 

Sus calles esconden los olores de una exquisita y reconocida gastronomía, basada en sus productos agrícolas como el ajo y el melón, que se funde con los vinos de la tierra.

 

Su monumento más destacable es la Ermita del Calvario, edificio de estilo sencillo y de sabor claramente andaluz.

 

Montemayor

Montemayor se encuentra a unos escasos 30 kilómetros desde Córdoba capital.

 

Los orígenes históricos del nombre Montemayor están perfectamente datados a partir del siglo XIII pero hay constancia de asentamientos humanos organizados muchos siglos antes en este sitio.

 

De hecho, algunos autores defienden que la primera población organizada surge hacia el dos mil antes de Cristo con lo que se convertiría en una de las ciudades más antiguas de la Bética.

 

Montilla

MONTILLA.png

La ciudad es rica en Patrimonio cultural, enológico e histórico. Montilla oferta una amplia relación de bodegas y lagares donde se puede disfrutar del vino de la Denominación de Origen Montilla-Moriles. No debemos olvidar la monumentalidad de la ciudad, destacando edificios del siglo XVI de gran calado histórico, por ejemplo la Casa del Inca Garcilaso de la Vega o el Convento de Santa Clara, entre otros. Ciudad cultural de grandes literatos, poetas, pintores y músicos, donde los museos exponen grandes obras e importantes documentos, como el Museo Garnelo y la Biblioteca Fundación Manuel Ruiz Luque. Además, puede encontrar el Castillo- Alhorí, cuna de Gonzalo Fernández de Córdoba, El Gran Capitán, Parroquia de Santiago, Basílica de San Juan de Ávila, Casa de San Juan de Ávila o el recién inaugurado Museo Histórico Local de Montilla, entre otros.

 

Montilla también es natural y rural con la Sierra de Montilla, el magnífico mirador del Cerro Don Juan, la diversa flora y fauna mediterránea. Ciudad de experiencias y rutas temáticas, resaltando la Ruta monumental, Avilista, de los Lagares, Ruta del Vino y de las Fuentes históricas de Montilla.

 

Montilla es una ciudad que nunca deja de sorprender, ven a conocernos y… Amontíllate.

 

Monturque

MONTURQUE es un pequeño pueblo del sur de la provincia de Córdoba con una población aproximada de 2.000 habitantes.

 

Se ubica en el centro geográfico de Andalucía, a una distancia de 55 km de Córdoba, limitando con las localidades de Aguilar de la Frontera, Montilla, Moriles, Cabra y Lucena. Su término municipal está muy próximo a las Sierras Subbéticas y a la comarca Campiña Alta, a la que pertenece.

La villa de Monturque está perfectamente comunicada por carretera, tanto con Córdoba como con el resto de Andalucía, discurriendo junto a su casco urbano las dos principales vías de comunicación entre el interior y la Costa del Sol.

Cuenta con un rico Patrimonio Histórico, entre el que destacan sus Cisternas Romanas situadas en el Cementerio de San Rafael, el Mirador de los Paseíllos con diferentes restos arqueológicos y su Castillo Medieval.

Monturque nunca deja indiferente, te animamos a conocerlo.

 

Moriles

Moriles en su origen, era una aldea, perteneciente al municipio de Aguilar de la Frontera, denominada “Aldea de los Zapateros”.

 

Moriles, es un pueblo relativamente joven, puesto que el 18 de junio de 2012, cumplió sus cien años de vida. Sin embargo, en él podemos encontrar varias rutas relativas tanto al entorno paisajístico como al mundo del vino.

 

Es imprescindible hacer una parada para visitar el Centro de la Cultura del Vino, enclavado en mitad de la Ruta de Paula Contreras, en plena naturaleza. Permite la re-interpretación de un antiguo lagar a través de una propuesta de convivencia entre la tecnología y la identidad y la cultura tradicional de los vinos Montilla-Moriles. Visítalo para conocer la historia y cultura del vino de Moriles, sus gentes, pensamientos y emociones.

No olvides pasear por la Plaza de la Fuente Vieja, allí encontrarás el origen de nuestro pueblo, de un Moriles mágico, nacido del agua a la vida de la historia.

 

Prácticamente desde que salimos de Moriles, nos deslumbra la tierra blanca, surcada por viñedos y olivares, que constituirán una constante en el paisaje durante todo el recorrido y que sin duda influyó mucho en la obra de nuestra protagonista.

 

Puente Genil

Puente Genil no se entendería sin el río que le da nombre y que desde la antigüedad ejerció una influencia clara en todo el territorio.

 

Puente Genil cuenta con numerosos recursos dignos de ser visitados. Arquitectura civil, casas señoriales, iglesias y conventos, etc. Hacen de Puente Genil un lugar digno para visitar

 

Numerosas iglesias y conventos desde los siglos XVI, como el Santuario de Jesús Nazareno, Iglesia del Carmen o la Parroquia de la Concepción entre otras, harán la arquitectura y belleza más significativa de este pueblo.

 

En arquitectura civil cabe destacar el Puente de la Unión, lugar estratégico de la historia de Puente Genil y símbolo de unión de dos márgenes del río que un día estuvieron en dos provincias distintas.

 

Edificios de antiguas fábricas que tuvieron gran importancia en la industrialización de Puente Genil como la Fábrica de electricidad La Aurora, La Alianza situada a orillas del río Genil, o el Edificio El Carmen, antigua fábrica de harinas. Casas señoriales como la de los Duques de Medinaceli o la de la Familia Reina, Teatro Circo, Liceo Mercantil,… completan la oferta arquitectónica de Puente Genil.

 

No puedes dejar de visitar la Villa Romana de Fuente Álamo, un yacimiento arqueológico del siglo III d.C. que conserva un conjunto musivario de los más importantes de España, además de la única sala tetraconque de la Bética.

 

Como patrimonio natural, Puente Genil cuenta con la Laguna de Tíscar, Los Castellares, Castillo Anzur… y distintas rutas que puede realizar a pie o en bicicleta.

 

A todo esto le añadimos el patrimonio cultural de sus fiestas y tradiciones como son especialmente la Semana Santa, conocida como Mananta, de gran interés turístico que alberga desde la cuaresma tradiciones muy peculiares. La fiesta de San Marcos, patrón del pueblo, las Cruces de Mayo, la Semana Santa chiquita o su Feria Real, entre otras completan la oferta turística de este bonito pueblo.

Puente Genil, donde el sol se hace dulce.

 

San Sebastián de los Ballesteros

Los Jesuitas prepararon estas tierras, sobre las que se asentaron colonos alemanes cuyos rasgos étnicos y apellidos -que el tiempo ha ido castellanizando- perviven todavía. Otra herencia de aquella fundación inspirada por las ideas racionalistas de la Ilustración es el trazado urbano de la villa, de calles rectas y cuadriculadas, en cuyo centro se abre una espaciosa plaza llamada del Fuero. 

En 1585 los Jesuitas del colegio cordobés de Santa Catalina adquirieron unas tierras del término de La Rambla conocidas por "Ballesteros y Gregorio", cuya jurisdicción y señorío obtuvieron en 1615, momento en que cambiaron el antiguo topónimo por el de San Sebastián de los Ballesteros.

 

A raíz de la expulsión de los Jesuitas en 1767, revirtieron a la Corona estas tierras, en las que al año siguiente se fundó una de las Nuevas Poblaciones creadas por Carlos III en el desierto de La Parrilla, que se repobló con colonos procedentes en su mayoría de Alemania.

Como puntos de interés destaca: El Molino del Rey, La Tahona, Parroquia de la Inmaculada Concepción, Peña flamenca la Carcelera…

 

Santaella

Santaella, pueblo de historia y de leyendas, te ofrece la posibilidad de perderte por sus mágicas calles y disfrutar de un entorno de tranquilidad. Destaca su legendario pasado que ha ido dejando en la localidad un patrimonio monumental digno de conocer y ser visitado. Además de poder ver el legado monumental, la zona geográfica donde se encuentra la localidad te permite disfrutar de actividades al aire libre admirando los magníficos paisajes y olores que te atraparán.

 

Situado en pleno corazón de Andalucía, a unos 40km de Córdoba.

 

Piérdete por sus mágicas calles y disfrutar de un entorno de tranquilidad. Detente en su Plaza Mayor, que presidida por el Torreón Almohade del Castillo, da paso al barrio antiguo de la villa, barrio que te permitirá descubrir un lugar único, enclavado en una peña desde la que se domina toda la campiña. El corazón de la antigua villa acoge La Iglesia de la Asunción, Bien de Interés Cultural, más conocida como “La Catedral de la Campiña”.