Centro Histórico.jpg
mluisa.jpg

Delegada de Casco Histórico y Participación Ciudadana. Presidenta de CECOSAM.  Ayuntamiento de Córdoba.

Hablar de Córdoba es hablar de Cultura, de Historia y de Tolerancia y eso es lo que van a poder disfrutar aquellas personas que nos visiten en cualquier momento del año. Cultura, Historia y Tolerancia, unida, como no, a la Belleza de Córdoba y sus calles.

 

Como Concejala Delegada de Casco Histórico del Ayuntamiento de Córdoba he de invitar a que tanto cordobeses como foráneos conozcan el Casco Histórico, uno de los más grandes de Europa, para paseen por sus calles y se pierdan en sus rincones.

 

Córdoba ofrece maravillosas rutas a través de los distintos barrios del Casco Histórico, como es la Ruta de las Iglesias Fernandinas, pero también se pueden conocer sus fuentes, sus plazas y, como no, sus Patios.

 

La Fiesta de los Patios de Córdoba, con su concurso que el pasado año 2021 se hizo centenario, representa lo mejor de Córdoba y su gente. Una fiesta en la que los cuidadores y cuidadoras abren sus casas para deleite de los visitantes. Una fiesta única que permite disfrutar de Córdoba de una manera muy especial, entre las calles del Casco Histórico.

 

Si has llegado hasta esta magnífica página web es porque te interesa Córdoba, porque estás preparando tu próximo viaje a la Ciudad de los Califas. Te invito a que te empapes de Córdoba y nos conozcas, estaremos encantados de recibirte.

Mª  Luisa Gómez
Puerta_del_Puente.jpg
Puente_romano_y_mezquita.jpg
ALBOLAFIA.jpg

El centro histórico de Córdoba es uno de los cascos antiguos más grandes de Europa. En 1984, la Unesco declaró a la Mezquita de Córdoba como Patrimonio de la Humanidad.

 

Más tarde, en 1994, la Unesco expandió ésta denominación a gran parte del casco antiguo.

 

El centro histórico posee una gran riqueza monumental conservando grandes vestigios de la época romana, árabe y cristiana.

Desde el punto de vista de la trama urbana, el casco histórico de Córdoba está constituido básicamente por dos partes físicamente diferenciadas, herencia del pasado, que se va a perpetuar con el paso de los siglos. Son las siguientes:

 

LA VILLA

Que coincide prácticamente con el recinto amurallado romano y con la antigua Medina musulmana, situada al oeste. Comprende tres zonas diferenciadas:

-Restos de la ciudad Romana, al norte. Actual centro comercial.

-La Medina andalusí, al sur. Destaca la Mezquita-Catedral.

-Barrio de San Basilio, al suroeste, nacido de la expansión cristiana del   siglo XIV junto al Alcázar de los Reyes Cristianos.

 

La AXERQUÍA o BARRIO ORIENTAL

El mayor impulso lo tuvo en el periodo bajomedieval. Se trata de una zona bastante homogénea por lo que la distinción entre zonas diferenciadas, como sucede en la Villa, es muy difícil. En el momento de la conquista cristiana se procede a su ordenamiento en siete parroquias o collaciones. En el siglo XVI se abren plazas y se ensanchan algunas existentes, pero la estructura urbana no sufre transformación. Sólo destacar la apertura de la Plaza de la Corredera en el Siglo XVII. En el siglo XIX se producen actuaciones urbanísticas drásticas como la demolición de las puertas y la mayor parte de la muralla, la creación de paseos y avenidas y la apertura de nuevas vías hasta configurar definitivamente el cinturón de rondas que rodea al casco histórico.

 

En la trama urbana, las estrechas e irregulares calles, de herencia medieval, determinan manzanas amorfas dentro de las cuales se ajusta un parcelario cuyo tamaño depende de la tipología que albergue. El parcelario de mayor tamaño corresponde a los conventos, casas palaciegas o edificios públicos y el de menor tamaño a las viviendas cuya tipología responde a la heredada casa-patio.

 

Los elementos de borde que definen la delimitación del Conjunto Histórico lo forman las vías de comunicación que coinciden con la antigua muralla, lo que en gran medida ha salvaguardado el centro histórico de los ensanches urbanísticos de finales del siglo XIX y principios del XX, que han transcurrido en el perímetro (avenida Conde Vallellano, Paseo de la Victoria, Ronda de los Tejares, Avenida de las Ollerías), creándose así un anillo de espacios libres que protege al Conjunto Histórico de Córdoba.