compoch.jpg

Centro Histórico de Córdoba

El laberinto de calles y pequeñas plazas que componen el Casco Histórico de Córdoba, le invitarán a olvidar el tiempo.


En Diciembre de 1994, una década después de que la Mezquita Catedral fuera declarada Patrimonio Mundial, la Unesco amplió el reconocimiento a su entorno, declarando el Centro Histórico, Patrimonio de la Humanidad. El Casco Histórico es un espacio fundamental del paisaje urbano cordobés por su riqueza monumental, el singular trazado de sus calles y plazas y por el legado de las culturas que se asentaron en la ciudad, romana, árabe y cristiana.


El Casco Histórico rebasa los límites del entorno de la Mezquita. Por el norte, en lo que hoy es el centro comercial se reconocen todavía tanto las huellas de la antigua ciudad romana como importantes testimonios de la Córdoba Medieval, renacentista ó barroca.


Es sobre todo hacia el este, en la Axerquía, donde la ciudad adquiere las dimensiones que la han convertido en uno de los cascos antiguos de mayores dimensiones conservados en Europa.